Lo previsible

24 agosto, 2008

En la vida real logro aguantar la cordura durante más tiempo que en mis otras vidas, sobre todo en el trabajo y en sitios politicamente tan correctos por obligación divina, la del sistema. Aquí no, porque aquí no hay lugar para aguantar este tipo de vulgaridades, escribo de lo que me pasa por la cabeza sin mayor influencia de la ya mencionada y ya redundante cordura. Bajo esta influencia puedo darle la vuelta a casi todo lo que me proponga darle la vuelta, se entienda o no, gran terapia y algo totalmente necesario para poder seguir siendo un pretendiente a loco con su tema. Mi tema hoy es lo previsible, porque así dije que lo haría, y le doy la vuelta a este concepto porque me doy cuenta al pensar, que lo previsible no es tan previsible, que a fin de cuentas echo de menos esas cosas con argumentos ya escritos y aparentemente aburridas de entrada cuando no ocurren como deberían de haber ocurrido. Echo de menos el fútbol los domingos de verano, echo de menos el agua del grifo cuando lo abro y no hay agua y echo de menos que no haya gasolina en una gasolinera cuando una huelga de transportes para un país entero. Supongo que cuando viajas en tu coche lo previsible es llegar a tu destino y que os voy a contar de otros medios de transporte tras esta negra semana. No creo que me vuelva a incomodar si alguien algún día me dice que soy un tipo previsible, sin duda eso será algo bueno por fin. Simplemente infravaloraba la grandeza de las cosas más normales. Al final no hay nada más perfecto que algo previsible. Me siento a la orilla de una playa y veo romper una ola, y otra, y otra, y siempre igual, y siempre previsible, pero que no dejen de romper, por favor.

9 comentarios:

Ayshane dijo...

¿Y por qué no? debemos ser todo lo que consideremos necesario... cada uno a su manera por supuesto, y previsiblemente previsible en lo que nos guste hacer...

jajajajajajaajaja

besitos guapo!!!

Irreverens dijo...

mmmm... hoy me dejas pensando... así que no voy a decir nada más.

Un petó.

Stultifer dijo...

Y tu blog es tuyo y te lo follas cuando quieres.

Mariano Zurdo dijo...

Ahora lo previsible es que hiciera un comentario sesudo. O no. Pero en vez de comentar reflexionaré sobre tu entrada, que me parece más fructífero.
besitos/azos.

Wilde dijo...

Efectivamente Ayshane, todo lo que signifique ser es válido. Otra cosa sería parecer ...

gracias Irreverens, te dejo pensar entonces!

Y follar cuando uno quiere es lo más de lo más amigo Stulfiter, je! Perfecto comentario, si señor!

Y sin embargo has comentado amigo Mariano, sin ser previsible. Gracias por ello!

y gracias a los cuatro,

Ad astra per aspera dijo...

buf, yo también me he quedado pensativa... creo que no soy previsible, pero seguramente más de lo que creo...

Wilde dijo...

O también puede ser Adastra que seamos previsibles o no según en que situación. Como digo en la entrada, se trata de darle la vuelta. Supongo que lo ideal sería un equilibrio de lo imprevisible y lo previsible, como casi todo. Bicos!

Chanel dijo...

yo lo tengo clarisimo, soy super previsible en determinadas situaciones, en cambio no soy nada previsible ante situaciones que no estoy acostumbrada y me me pueden dejar hasta sin palabras...

Besitos.

Wilde dijo...

Sin duda eso es lo ideal Chanel, yo espero ser más previsible de ahora en adelante, sería buena señal, je! Bicos!