La tormenta

28 agosto, 2008

Como tuve tormenta en la oficina mandé a mis compañeros - inocentes - de comedor a tomar por culo - sin perdón - y decidí salir a la calle a tomar el aire absolutamente solo. Curioso, me preguntaba en que barrio celebraban fiestas a estas alturas del verano pero resulta que no, eran auténticos rayos, de esos cuyo trueno suena más tarde a lo lejos. Luego me fijé en el ambiente climático y lo confirmé. Hacia siglos que no amenazaba la tormenta en esta ciudad que yo recuerde. Esto de despistarse por culpa del curro es una putada, la verdad. Pero bueno, menos mal que la tormenta casual y humana me dió el equilibrio suficiente para no perderme lo mejor de la vida y me catapulté a la calle para darme cuenta de ello, al menos hoy. La amenaza de tormenta es maravillosa, no hay pájaros dando el coñazo y la luz tiene un color extraño pero especial, los truenos lejanos de esos para contar los segundos hasta que los escuchas y en un sinsentido total calculas el espacio en kilometros donde esta sitúada ahora mismo, la tormenta. Y es que no hay nada como una buena tormenta para limpiar el alma o la cabeza o lo que sea. Todavía no ha empezado a llover, pero es seguro, lloverá. Hay días muy aptos para mojarse, no hay problema, en Galicia lo sabemos.

18 comentarios:

Wilde dijo...

O no, puede que no llueva. Ya no escucho truenos. Entonces llovió, en algún lugar cercano ... mmm

Belén dijo...

Aquí está el día horroroso, de esos calmos y calurosos, vamos una pasada si quieres trabajar... que remedio nos queda...

Y a veces la naturaleza nos acompaña con nuestro humor... eso es una suerte,pareces zeus...

Besicos

AriaDna♥ dijo...

Yo prefiero las tormentas en las tardes de inviernos mientras comes castañas

besitos

Irreverens dijo...

A mí me encantan las tormentas. Y precisamente tuvimos una bien gorda el viernes pasado.

Una maravilla de la naturaleza. Y es cierto que tienen un efecto "limpiador"...
:)

Petons

fantasía dijo...

Yo también soy una apasionada de las tormentas. Tienen un efecto muy especial en mí...
;)

banderas dijo...

Esa misma tormenta de hoy por la mañana la vi también yo desde lejos... andaba cerca del cementerio de Bouzas... y las moscas se pusieron absolutamente intratables, pesadas como ellas solas... certifico la sensación lumínica y ambiental... una gozada. ¡Lástima que no entró en nuestra ciudad!

Sara M. dijo...

Que llueva,
que llueva,
la virgen
de la cueva
los pajaritos cantan,
las nubes se levantan
que sí,
que no,
que caiga un chaparrón,
que rompa los cristales
de la estación
Chim
Pon

Qué recuerdos, leches!

Ad astra per aspera dijo...

a mí me pilló en baiona, con agua incluida, k flipe! me encantan las tormentas de verano!

Stultifer dijo...

Y lo mejor es que esa tormenta te calma y te tranquiliza, te da suficiente energía para soportar de nuevo a esos compañeros de trabajo y a ti mismo. Yo necesito muchas tormentas de verano al día.

Wilde dijo...

El clima siempre me ha influído bastante Belén, desde pequeñajo, je!

Una tormenta siempre es una tomenta Ariadna, hasta las estaciones carecen de importancia en estos casos. Y bueno, no soy muy castañero, la verdad!

Pues si Irreverens, tú lo has dicho, una maravilla de la naturaleza, sin duda.

Me alegro Fantasía, hay pocas cosas que se puedan disfrutar tanto de una forma especial.

Cierto Banderas, al final no llegó a entrar en Vigo, pero pasó rozando, lo cual incluso da para pensar más, je!

jajaja, pues no llovió Sara, lo daba por seguro!!!

O sea Adastra, en Bayona si llegó a entrar, mmm ...

Exacto Stultifer, exacto. Yo necesitaría todavía muchas más.

Muchas gracias a tod@s!

Ayshane dijo...

El sonido de la tormenta es perfecta, el viento frio rozando la piel una sensación maravillosa, la lluvia que te empapa la fuerza necesaria...

Amen por los truenos, la lluvia, el invierno, la nieve, la oscuridad del sol cuando se nubla el día... todo eso me gusta... el mal tiempo, el frío invierno... adios al verano, a sus calurosos dias....

besitos guapo!!!

Wilde dijo...

Que bien definido Ayshane, todito! Y bueno, a mi es que me gustan las 4 estaciones, quizás la Primavera sea la que menos. Muchas gracias maja!

Chanel dijo...

Pues yo siento no poder decir lo mismo pero odio las tormentas, me dan miedo debe ser algun trauma de la infancia o simplemente que soy una miedica.

Wilde dijo...

mmm, bueno Chanel, no te deja indiferente. Sirve pues. El miedo es una fuerza enorme, también te atrapa sin remedio. besiños!

silvia dijo...

Si no hay lluvia no llega ha ser una descarga completa. En esta vida hay que mojarse, je.

Wilde dijo...

Pero si hubo lluvia Silvia, pero no encima. El clima es cuestión de existencia, no de presencia, ¿no? Muchas gracias por pasarte y comentar, un besin!

Iria dijo...

Sin duda nada como una buena tormenta para liberar cuerpo y alma y dar salida la amiga adrenalina. Sí las tormentas son fundamentales en nuestras vidas, marcan un antes y un después.

Wilde dijo...

Me ha encantado eso de 'amiga adrenalina', pero encantado. Te veo lúcida!!! Muy bien!!!