Nubes de verano

11 agosto, 2008

Hoy estoy teniendo un día extrañamente encantador y sociable en el trabajo, tanto que hasta le he hablado a la tia que más me fascina de toda mi oficina, cosa que jamás hago sin tener una excusa escandalosa. He aparcado ese pequeño e inofensivo papel de 'borde' e 'insociable' y he intervenido activamente en las aburridas discusiones del jardincillo, donde se fuma, donde se toma café y donde se hace cualquier cosa menos trabajar, esos sitios tan cojonudos que mantienen viva la esperanza de la humanidad en estos tiempos esclavos. En una de esas absurdas conversaciones se blasfemaba sin tapujos en contra del verano de este año, el de Vigo claro, que si que mes de mierda, que si que llueve y llueve, que si que no hace sol, que si que no se puede ir a la playa que si bla bla bla. De entrada suelo llevar la contraria a casi todo el mundo en este espacio geográfico que es mi oficina, no hay nada más aburrido que una discusión en la que todo el mundo esté de acuerdo, y por supuesto, es que solo escucho estupideces como norma general, y viendo que nadie defendía el verano decidí hacerlo yo. Me era indiferente una cosa o la otra, pero encontré un argumento válido para cerrar bocas. A veces me vienen ideas convincentes sin darme cuenta, aunque la verdad, no sé de quién coño son, mías desde luego no. Yo no pienso en cosas tan intrascendentales y mucho menos razono sobre ellas. Dije algo así como que el verano es cojonudo hasta con nubes, con lluvia o niebla. Que este calorcito que nos permite vestir tan ligeritos no hay dinero que lo pague. Que la clave del puto verano es su calor, no su sol radiante. Y si, es así. Creo que no volveré a criticar el verano y sus nubes, me he convencido por completo. Je! Y como sigo tan encantador y sociable, he escrito esta entradita tan cercana, JE!

7 comentarios:

Irreverens dijo...

¡jajaja, qué entrada más entrañable, Wilde!

Y tienes razón. De hecho, a Adri y a mí nos sabra calor sofocante y luz cegadora por un tubo. Ya te digo, lo bueno del veranito es poder calzarte sin calcetines y llevar una única capa de ropa. Lo demás, añadiduras.
:P

Bicos

Ayshane dijo...

jajajaja pues vaya si normalmente no eres tan sociable diré que hoy es nuestro día de suerte...

Sigue así al menos por unos días más que seguro te sentirás mejor

Besitos!!!

Wilde dijo...

Es que a veces soy entrañable Ester, no sé que me ha pasado hoy, pero es que he tenido un día extraordinario desde dentro. ¿?¿?¿?¿?

Ayshane, jajaja, solo soy insociable con los trepas, los pelotas y estúpidos de esa calaña. por desgracia en mi oficina hay un montón. Pero ni soy insociable ni borde con la gente normal. Además, la entrada esta cargada de sarcasmo, ironía y cinismo, je je

Besiños para las dos,

rakel dijo...

claro que si! yo ya sé que eres un encanto, está bien que tod@s se enteren, aunque sea en el curro... jejeje
bjs!

Wilde dijo...

Tú si que eres un encanto Rakel, muchas gracia! un beso!

Eifonso Lagares dijo...

¿Te estás humanizando?
Un saludo

Wilde dijo...

no me insultes Eifonso!!! jajajaja