C'est la vie

14 octubre, 2008

A veces me asusta la gente y a veces me fascina, bajo este prisma me sale un resultado esperpéntico de cara a la humanidad pero real de cara a mi mismo y mis emociones de una vivencia ocurrida en el día de ayer. Me ahorro los principios, siempre son un coñazo, y disparo directo a los finales con una frase de principios no obstante; érase una vez una tipa que me daba clases de francés, y no digo ni una sola palabra de ella, solo matizar que estaba a punto de dejar el curso por sus formas y métodos. Pero a veces hasta la muerte se alía contigo aunque suene devastador y atroz, incluso frío y distante. Pero la verdad es invencible, aparte de jodida, y si sientes algo así dentro, no puedes ya engañarte a ti mismo, si a los demás, todos lo hemos hecho alguna vez, pero ya no. La muerte es una hija de puta traidora y no se puede esperar que su alianza sea leal ni bonita, pero si puede ser real, guste o no guste, pese o no pese, y a quien. Y la muerte se alío conmigo de manera unilateral e inselectiva ayer tarde para hacerme un gran 'favor', y me cambiaron a la puñetera profesora de un plumazo. No, no se ha muerto ella, aún no soy tan animal, pero si un abuelo suyo muy mayor que estaba bastante enfermo. Al parecer la chica estaba muy unida a él y ha plantado el curso definitivamente. La nueva profesora es genial, es de esas personas que dominan el arte de la ironía y la simpatía a la perfección y en paralelo saben aplicarlo con gran inteligencia para hacer su trabajo. De esas personas capaces de dominar el tiempo, ya que dos horas bajo su 'mando' parecen diez minutos por su gratificante estilo ameno y participativo, y no, no miras el reloj. Ayer salía de francés y conducía con gran alegría escuchando el nuevo album de mi querido Bunbury, socialmente lo siento por el abuelo, pero individualmente me siento genial. Lo dicho, a veces me asusta la gente, a veces me fascina, y a veces me asusto de mi mismo, sobre todo antes de que hubiese decidido cambiar en esta entrada la palabra 'muerte' por 'gente', y es que es así, y es que c'est la vie.

11 comentarios:

Stultifer dijo...

Dejé unos cursos de inglés por el cambio de profesora. Llegó una insoportable con la que no había química. No hace falta que nadie muera. Todos acabaremos ceniza en caja.

pati dijo...

Bueno, a mí me fascinan tus principios. Los tienes, claro que sí.

Y lo mejor: Sabes perfectamente cuáles son. Y quién eres.


Me pregunto por qué esa foto. En este post. Tú no sueles hacer las cosas porque sí.

;)

Pocos como tú.

Besos, Wilde :)

Wilde dijo...

Stultifer: exacto, cuestión de química. Esta tipa es que además era imbécil y prepotente. No voy a un curso para discutir con la profesora, en fin ...

Pati: eres un encanto! Dicho esto te explico, es que fue el primer gran día que recuerdo de mi vida, de hecho, no recuerdo ningún otro antes que ese. Por esto de que he escrito que los principios son un coñazo. Esa foto es un principio de algo, pero de algo genial. Hay principios y principios, je!

Muchísimas gracias a l@s d@s!

Belén dijo...

Es como el efecto mariposa,lo que a alguien le va mal,a otros les va de maravilla, no te culpes... ;)

Besicos

Ayshane dijo...

Fascinante lo que te fascina, cambiar una palabra por otra, y si así es la vida corazón, y aquí estamos... viviendo la vida...

besitos grandotes....

una pasajera + dijo...

le podía morir el perro a mi jefe!!

...lo has pintado tan bien que me han entrado ganas de ir a esas clases de francés.

Irreverens dijo...

jejeje, pues nada, a disfrutar del francés...

ejem...

¡qué mono estás ahí con la pelotita!

:)))

Petons

Wilde dijo...

Belén & Ayshane: ni una palabra que añadir, totalmente exacto!!!! ¿Será que estáis de fiestas? mmm

Pasajera: bueno, al final todo aburre jajajaja, pero el lunes el factor sorpresa era un gran alíado!

Irreverens: je je je

Besines!

Ayshane dijo...

jajajja ¿dónde es la fiesta? ¿hace frío allí?' Mira que a mi el calor me enferma chiquillo!!!

besitos grandotes !!!

Ana dijo...

"Merde, merde, merde" se transformó, gracias a la muerte, en "c'est la vie" y es que.... la vida nos da sorpresas,y la muerte también, nos guste o no. Besos Wilde

Wilde dijo...

Ayshane: y ese es el camino, justo ese!!! jajaja. Enhorabuena!!!

Ana: ninguna sorpresa, si es vivida en primera persona, puede ser mala. En tercera suele ser atroz.

Besines a las dos!