2+2=-5

25 septiembre, 2008

¿Y vosotros cuándo os animáis? le dijo Sonia a Miguel mientras a lo lejos se escuchaba otra voz similar relatando la última hazaña de su pequeño de dos o tres años , y cuando mientras también y más lejos aún por la dimensión del tiempo en pasado esas mismas voces comentaban no sé qué de la hipoteca para el piso ideal que se iban a comprar tras la boda del año. Primero la mujer o marido, luego la hipoteca y el piso y por último por supuesto los críos y las crías. Y pasa el tiempo sin remedio y pasa la gente más indecente a la posición de decente y pasa la gente más o menos decente a las posición de decente por completo. Creo en y respeto los derechos individuales de cualquier tipo y creo también que cualquier forma de vida es totalmente respetable y válida, cada uno sabrá lo que le hace feliz, y además, las circunstancias de casi todos han sido elegidas al azar por algún ente demasiado retorcido para ser entendido, cualquiera podríamos estar en la situación de cualquiera, al menos socialmente. Pero no deja de ser curioso que a la vez que toda esta gente no admite que dudes de su ideal de vida perfecto practique eso mismo que no admite, que censura, y te diga a ti que tu vida no es normal por el simple hecho de no tener una mujer, una hipoteca y algún que otro pensamiento de descendencia. No me ha pasado hoy ni me ha pasado ayer, pero si me pasa de vez en cuando, sobre todo en mi oficina. Luego leo alguna estadística que dice que el 40 por ciento de los españoles entre 30 y 45 años están soter@s y que otro no sé cuanto bastante por ciento separado o divorciado. Conclusión, la gente con ese tipo de vida 'ideal' viene siendo la gran minoría, ejem ejem. Algo falla en la República española, al menos en los tópicos sociales del estilo de vida más normal. Repito, repito y repito, dosmásdosigualacinco, aunque en estos casos sea más bien igual a menos cinco.

9 comentarios:

silvia dijo...

En realidad ellos no se dan cuenta de que lo que ellos consieran una vida normal, no la han elegido, se la han impuesto, han sucumbido a uno de los pilares básicos de control social que es la familia.

Cuando de pequeña me regalaban bebés a los que tenia que cambiar pañar¡les y a mi amigo llaves inglesas con las que arreglar alguna averia de la casa, ya nos estaban condicionando, nos estaban robando nuestra libertad.

Ad astra per aspera dijo...

bueno, suscribo por completo el segundo párrafo de silvia, completamente.

pero, sinceramente, creo que todo nos iría mejor si cada uno llevase la vida que le da la gana sin que nadie le juzgase, no? el que sea feliz con una familia convencional, que la tenga, pero que no nos juzgue al resto por nuestra vida, no?

Stultifer dijo...

Me quedo con esta frase: "Cualquiera podríamos estar en la situación de cualquiera". Pero no somos conscientes de ello.

Soni dijo...

Siempre he pensado que casarse, tener hijos, hipotecarse, es lo que hace la mayoría, no que sea lo normal. Tampoco digo que sea anormal.
La vida va más allá de los caminos marcados, abramos las puertas de nuestra mente, no digo que caminamos por ellos, pero respetemos que existen.
Respetar sí sería normal
Un beso viajero.

MonikaMDQ dijo...

Fijate que la gente con ese tipo de vida común, ideal o como quieras llamarle aqui en Argentina tambien ultimamente es la gran minoría.

Pero yo no creo que algo falle en España o aqui, mas bien algo ha cambiado.
Me refiero, mucha gente "de ahora" no se quiere comprometer, no se le da la gana de formar familia etc etc. Aqui cada vez hay mas parejas que se juntan en vez de casarse y desde luego duran poco y nada.

No juzgo que hagan eso ni me importa porque como bien dijiste cada quien es dueño de hacer lo que le canta, pues bien, yo creo que se les canta no asumir compromisos, asi de fácil y sencillo.

Ojo, no generalizo, aún sigue habiendo familias stándars, pero no tantas cmo antes.

besos guapisimo, te cuidas

pati dijo...

Y no deja de ser curioso que no se estén divorciando por la crisis. Reducir costes.

Me parece una idea tan romántica...

Normas, normas, y más normas. Vivimos con y contra ellas :)

Un beso :)

Wilde dijo...

Silvia: yo también suscribo tu segundo párrafo. Es perfecto y genial. Muchas gracias!

Adastra: suscribo tu primer párrafo y estoy en total acuerdo con tu segundo, así debería de ser.

Stultifer: como sigas comentando así te voy a empezar a llamar genio en vez de spam.

Soni: sin duda, si tod@s nos respetáramos a tod@s esta vida y esta humanidad sería un lugar maravilloso, a pesar de todo lo demás.

Mónika: yo no creo que me case jamás, pero si me he juntado más de una vez y supongo que lo haré alguna vez más. Pero es que yo no creo en la eternidad. Será mi forma de ser. Pero estoy un poco harto que no se respete el ser así. De hecho, es más respetado un mal matrimonio que una vida emocional desordenada o promiscua. ¿O no?

Pati: no existen las normas, ni los límites, nosotros los ponemos. Y si huyes de los de los demás aunque tú no te los pongas, pues eso, eres XXX.

Muchas gracias a todos, grandes vuestros comentarios en esta entrada!!

Chanel dijo...

Es verdad que desde pequeños nos marcan unas pautas que se creen que seran las adecuadas pero cada uno deberia decidir como quiere vivir su vida, yo me case muy joven y he compartido mi vida con una misma persona y nunca me he arrepentido por que asi lo deseaba y asi lo hicimos pero respeto a la gente que hace todo lo contrario lo importante es ser feliz ,siendo familia prototipo o lo que quieras ser ,que mas da ,hay que respetar todo y punto.

Besitos.

Wilde dijo...

Exacto Chanel, eso es! bicos!