Dos mas dos igual a cinco

23 julio, 2008

Enkadenados había empezado siendo una auténtica novedad en un mundo totalmente nuevo y extraño para acabar siendo una apología total al egocentrismo y falsa adulación más obsoleta, cosas grandes aparecieron fulminantes a mi rescate y aproveché para largarme como me dió la real gana, correcto o no, pero en equilibrio con aquel estado individual. Reacción, regeneración nació en mi mente por una pequeña discusión en mi cabeza, entre mis orejas, aunque más tarde la socialicé pacíficamente de nuevo y por segunda vez en la blogosfera, más producto de un frío invierno con finales infelices que de otra cosa mas trascendental, cosas de las estaciones y al final también me aburrí y me fui de vacaciones de una forma más correcta. Con ellas y con el verano ya por la mitad dos y dos vuelven a sumar cinco, y ahora que ya ha sido parido voy a dejar al odioso niño - siempre lo son - crecer un poco y ver su "desevolución", a mi estilo claro, y ver como se acaba esta vez. ¿Será que vivo por los finales? Dos y dos podrían sumar tres siendo fiel a los principios, pero esta idea casual que el ciber destino bloguero ha reservado para mí no entiende de cosas racionales como la constancia, aunque si lo pienso fríamente, llevo tanto tiempo como el que más, aunque con tres ideas en vez de una. Es así, la operación matemática más exacta que existe y la mejor canción que he escuchado jamás. Salud y bienvenid@s a los que se pasen por aquí y a los que queden de detrás, a fin de cuentas todo es un chiste, como ya dijo en su día el gran Marx.

17 comentarios:

rakel dijo...

me alegro de que no te hayas ido del todo, porque una persona tan interesante como tu no debería salir de la vida de nadie, ni siquiiera de la virtual. quedate donde pueda verte, porfa

Wilde dijo...

Muchas gracias Rakel, por tus palabras, pero hasta una piedra puede ser interesante, créeme. Por otro lado, algunos bolgueros sois geniales, no tod@s, pero algun@s si.

Un biquiño!

ekilore dijo...

Bienvenido wilde. Intentaré visitarte todo lo que pueda (Aunque mi vida blogera es muy bohemia).

Saludos

Irreverens dijo...

Pues yo te disfrutaré como siempre: mientras te dejes.
:)

Un abrazo.

Wilde dijo...

re-re- bienvenido será, je je. La vida bohemia es maravillosa, tanto en la fisica como en la ciber, por tanto me parece genial Ekilore. Por suerte o por desgracia yo funciono en el arte del todo-nada y nada-todo ... gracias otra vez!

Gracias Irre, y espero que os vaya genial. Volver a casa siempre es un gran viaje. Petons!

Ana dijo...

He tardado poco en encontrar tu nueva casa, aunque me pase poco por la blogosfera últimamente. he recibido un chivatazo "de buena fuente" jeje....

Wilde dijo...

Hola Ana, bienvenida a este espacio y gracias por encontrarlo! Petons!!!

Mariano Zurdo dijo...

Dos más dos, de toda la vida de d-i-os, suma veintidos.
Nos leemos.
besitos/azos.

Wilde dijo...

Hola Mariano, verte por aquí me ha alegrado la jornada laboral. Un gran saludo, más auténtico si cabe, ahora que no somos tan desconocidos como antes. Cinco no significa cinco, cinco significa cualquier cosa menos cuatro, por tanto, sirve.

Salud!

Iria dijo...

Mi querido Wilde, qué alegría tu vuelta…así sin más, porque hay ocasiones en que las palabras sobran y esta es una de ellas.

Besos.

Wilde dijo...

Hola Iria, muchísimas gracias!!!!

mgqseaml dijo...

Yo ya me pierdo chiqui. Pero sigo diciendo que 2+2=4, el caso es llevarte la contraria, jaja. Besitos

Wilde dijo...

Bienvenida Mgqseaml! Muy bien, llevar la contraria de entrada siempre es digno de alabanza. No hay nada más aburrido que la razón je!

MonikaMDQ dijo...

Ser frontal, ser directo, ser sincero, eso me gusta incluso mas que la canción 2+2=5.
Bienvenido de nuevo a la blogósfera, donde en definitiva somos todos mortales con errores y aciertos como cualquier hijo de vecino.
besote

Wilde dijo...

Ah! los errores! que auténtico arte! Si cualquier persona medita sus errores se dará cuenta de que fueron sus mejores momentos. Gracias Mónika!

Marta G.Brea dijo...

Jooo... aunque ya te leo en tu flamante nuevo blog desde que lo descubrí, hoy por fin te escribo.

Gracias por volver, Wilde, te echaba mucho de menos, aunque ya sabes que yo también había desaparecido a mi manera.

Presiento una fructífera y alentadora (te he robado esta palabra) etapa, espero que lo intentemos al menos los dos.

BSOS

Wilde dijo...

Estaré hasta que me aburra de esta idea Marta, como siempre. El tema es seguir teniendo ideas nuevas, no en volver. No hay nada más individual que un blog, por contradictorio que parezca, lo que pasa es que es una individualidad pública.

Biquiños!