Vecinos

27 enero, 2009

Quizás mucha gente no lo entienda o quizás mucha gente lo censure, me da igual, porque a mí cuando algo me entusiasma hasta el punto de emocionarme en el entendimiento perfecto, simplemente lo robo sin permiso y lo hago mío. Viene esto a colación porque iba a empezar esta entrada diciendo exactamente que 'a veces cuando se pierde se gana', es una frase que escuché una vez en una peli y causó en mi el efecto que explicaba al principio. Hoy me voy a centrar en un concepto social de la humanidad que de entrada ya me cae mal, hablo de los vecinos, de hecho, creo que soy antivecinos de nacimiento, no puedo evitarlo, y hoy mucho menos, tanto, que acabo de decidir que esta entrada no se merece su atención, por tanto decido no perder ni un sólo segundo más prestándosela, ni siquiera aquí, en el umbral de mis desahogos. Creo que a veces un principio sobra para explicarlo todo y también creo que a veces cuando se pierde, se gana.

19 comentarios:

EsSa dijo...

Parece un paradoja el hecho de que ganes al perder algo. Pero poco a poco me voy convenciendo de que, a veces, es cierto.

Un saludo.

Kurtz dijo...

Te comprendo. Yo también soy antivecino. Creo que algo de los que me toca padecer ya he contado en mi blog.
Salud.

Stultifer dijo...

Soy del club antivecinos. Vine lejos a vivir y tuve la suerte que a mi lado no había nadie. Hasta que llegaron. Cuando nos vemos me sale un "adiós_adiós" que no permite un "hola".

LOBITO dijo...

Lo que me gusta más de tu reflexión, es que tienes muy claro cuando hay que perder el tiempo y cuando no.

Un abrazo. :)

tootels dijo...

Te entiendo perfectamente.. y los vecinos de arriba ya son el summun del odio. Pero, también te digo, que gracias a mi vecino del bajo, conseguí el piso, y ya desde antes de ese piso tomabamos birras como condenados... hay vecinos y vecino... y sobre todo vecinas... ersas me caen mejor, sobre todo si son de la puerta de enfrente y están algo descocadas, lalaloioilloii...
Buenos días.

Silvia dijo...

Y ganando algo también se pierde

Irreverens dijo...

Aquí otra asocial, jeje.
Que todavía no me sé ni el nombre de mis vecinos.
:D

Petons!

Stanley Kowalski dijo...

Los hay para todos los gustos, pero es una raza que debería extinguirse.

Te mando un beso.

Wilde dijo...

Essa
De hecho, ocurre muy a menudo, casi siempre.

Kurtz
Yo padezco el acoso del silencio y la tranquilidad, que es respetable si no molestas a los demás con ello. Hay ruidos muy silenciosos, créeme.

Stultitfer
El mejor vecino es el piso de al lado vacío, sin duda alguna.

Lobito
Pues si, ¿para qué gastar energías?

Tootels
Rara vez pienso en los vecinos de arriba o de abajo, la verdad. ¿Existen?

Silvia
Es cierto, pero es tan gratificante eso de ganar!

Irreverens
Perooo, ¿tienen nombre y todo?

Stanley
Pues si, totalmente de acuerdo je je ...

Muchas gracias a tod@s!

Mixha dijo...

a veces algunoas vecinos son ambales y vooperativos otras un lastre que sólo están para fastidiarte la vida y hacerla más complicada de lo que ya es...
te entiendo, un beso

grettel j. singer dijo...

y están los vecinos misteriosos, que uno apenas los conoce y no sabe quiénes realmente son. podrían ser malas personas y sería mejor saberlo para estar alertado, pero la pereza, la desconfianza de que se tomen la confianza me hace reparar en un distanciamiento vecinal.
muy buenos puntos en esta entrada.
saludos

tootels dijo...

perraco adinerado.. o psicópata sin sentimientos..

Angelusa dijo...

Hombre... habrá de todo. Claro que yo hablo desde la perspectiva de un pueblo pequeño, en el que cada cual vivimos en nuetra casita y no tenemos que compartir escalera, ni ascensor, ni portal.
Pero sí, para que engañarme, a veces también hay malos rollos:-))))

La cosa es que aprovecho para darte un beso y lo demás pasa a un segundo plano.

Wilde dijo...

Mixha
De todo hay en la viña del señor, pero por definición y de entrada, no los soporto. Tengo mis manías je!

Grettel
Esos vecinos, me gustan. La excepción que confirma la regla!

Tootels
Sin sentimientos, no hay vida. Je!

Angelusa
Siempre hay de todo, es cierto, pero a estas alturas de mi vida, a mí eso ya no me consuela. Soy mis circunstancias, como el otro.

Muchas gracias a tod@s y disculpen mi ausencia, ando muy liao últimamente. (precisamente por culpa de los vecinitos de al lado grrrr)

Salud!

Isabel dijo...

Yo creo que siempre se gana, por supuesto también cuando se pierde, porque siempre nos queda algo que ni mucho menos tiene que ser palpable, más bien es etéreo. No lo digo yo, ya lo decía Cervantes “Mientras se gana algo no se pierde nada”. Igualmente creo que muchas veces un principio lo explica todo. Y por mi vocación de ermitaña se hace evidente que soy antivecinos, anti todo aquello o aquellos que se inmiscuyan en mi vida gratuitamente y sin invitación alguna, algo demasiado frecuente en los vecinos.

Celebro saber que estas bien, aunque falto de tiempo por los líos que originan esos personajes que a todos se nos imponen. Y aunque muchas veces soy parca o muda en palabras, echo de menos tus entradas.

Buen finde.

Ad astra per aspera dijo...

diles simplemente esto: ide rañala jajajajaaja

Wilde dijo...

Iría
Esto va por épocas, ya sabes, habrá entradas siempre. Circunstancias y tiempo ...

Aspera
Hoy he hablado con el vecino una media hora, buena gente. Ya sabes, 2+2=5 ...

Mixha dijo...

Bueno hay buenos vecinos y malos, pero prefiero que cada uno vaya por su lado. Y ese dicho que pusiste, es muy cierto pero no sólo a colación de tus vecinos, sino de la realidad y todo lo del entorno, un besote

Silvio dijo...

Interesante. A veces esa condición misántropa ayuda a ver con lucidez.

Sigo husmeando tu blog.